Seguidores

jueves, 1 de diciembre de 2016

Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus morio)


Sin duda uno de los atractivos más importantes a la hora de decidir visitar Borneo, es poder contemplar al cada vez mas escaso Orangután (Pongo pygmaeus). La palabra orangután deriva del malayo Orang Hutan que significa “hombre de la selva”. Las posibilidades de verlos en total libertad a día de hoy son muy escasas. He tenido el privilegio de poder disfrutar de ellos en libertad y comprobar como se desenvuelven en la selva. Pero para verlos hay otra posibilidad, son los distintos centros o santuarios que se dedican a rehabilitar y liberar a ejemplares jóvenes retirados del medio . Existen unos cuantos tanto en la parte malaya como indonesia de la isla, pero están enfocados para el turismo y no reflejan la triste  realidad de lo que está sucediendo con la especie. Poco a poco los cultivos de aceite de palma, la deforestación sin control, junto con otros muchos factores, están reduciendo el habitad de este singular primate, oprimiendo cada vez más su ya escaso territorio. Si además le añadimos la caza ilegal, hacen que nos encontremos ante un animal que esta avocado a la extinción.
Su distribución se restringe a Sumatra y Borneo, siendo en esta isla donde más ampliamente lo encontramos.
El orangután come varios kilos de fruta al día. También le gustan las cortezas, los hongos y las hojas tiernas. Conoce más de 400 plantas comestibles, sin embargo, también come algunos insectos. Por esta razón se trata de un animal solitario que necesita muchos kilómetros de selva virgen para encontrar el alimento suficiente. Al reducir su territorio se merma las posibilidades de encontrar comida y aumenta la competencia entre individuos para alimentarse. Generalmente es un animal tranquilo, pero los machos adultos son muy territoriales y pueden entrar en conflicto si se encuentran.
Es una pena que animales tan fabulosos como este estén al borde de la extinción, y si no hacemos nada, esto sucederá y no a largo plazo.
Ojalá que recapacitemos y pongamos todo nuestro empeño en evitar su desaparición, espero que la mirada de estos orangutanes os conmueva como lo hizo conmigo.


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), ejemplar macho joven.
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 24-70mm, v1/200s, F/6.3, ISO 4500.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), juvenil.  
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/1000s, F/5.6, ISO 6400. 


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), subadulto.
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/200s, F/5.6, ISO 2200.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), cría.  
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/160s, F/6.3, ISO 1250.

 
Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), hembra adulta.  
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/320s, F/5.6, ISO 4500.  



Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), después del chaparrón.
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR, v1/125s, F/4, ISO 2000
 



Nido de Orangután de Borneo en la copa de un árbol.
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR, v1/200s, F/5.6, ISO 400. 


Nido de Orangután de Borneo.  
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR, v1/200s, F/5.6, ISO 400.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), adulto.  
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR, v1/500s, F/5.6, ISO 450.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), cría. 
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR, v1/500s, F/5.6, ISO 360.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), cría.  
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/320s, F/7.1, ISO 3200.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), ejemplar joven.
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 24-70mm, v1/200s, F/6.3, ISO 5000.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), cría.  
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/320s, F/7.1, ISO 3200.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), hembra con cría.
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/1000s, F/5.6, ISO 6400.  

 
Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), juvenil.
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR, v1/200s, F/4, ISO 5600.

Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), juvenil.
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR, v1/200s, F/4, ISO 6400.

Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), juvenil.
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR, v1/125s, F/4, ISO 2800.

Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), cría sobre la espalda de su madre. 
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/125s, F/5.6, ISO 3600.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus).  
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/200s, F/5.6, ISO 3200.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), hembra con cría. 
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR, v1/250s, F/5.6, ISO 900.
 

Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), hembra con cría. 
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/250s, F/5.6, ISO 2200.  



Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), ejemplar alimentándose de fruta en la copa de los arboles. 
   Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/200s, F/6.3, ISO 140. 


Plantas epifitas colonizan los troncos de los grandes arboles para captar la luz del sol.
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 24-70mm, v1/60s, F/8, ISO 2000.  


La densa vegetación cubre el suelo del bosque.
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 24-70mm, v1/60s, F/8, ISO 720.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), cría.  
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/160s, F/6.3, ISO 1400.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), hembra trepando por tronco. 
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, v1/200s, F/5.6, ISO 200.  


Los grandes arboles emergen muchos metros por encima de las copas.
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 24-70mm, v1/1250s, F/6.3, ISO 1000.  


Ribera con vegetación original.
  Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR, v1/1000s, F/6.3, ISO 200.  

Ribera con plantación de palmeras para la extracción de aceite.
  Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 600mm VR, v1/1000s, F/7.1, ISO 160. 


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), hembra con cría. 
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/250s, F/5.6, ISO 2500.  


Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), hembra con cría.  
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/160s, F/6.3, ISO 900.  
 

Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), detalle de cría con madre.
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/250s, F/8, ISO 5600.

Entrada a uno de los Centro de rehabilitación de Orangutanes.
 Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 24-70mm, v1/320s, F/8, ISO 180.  



Su futuro depende de nosotros.
  Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), ejemplar subadulto.  
Cámara Nikon D5, objetivo Nikon 300mm, f2.8, VR + TC 2 III, v1/320s, F/5.6, ISO 400.