Seguidores

domingo, 15 de julio de 2018

Elefante Africano de sabana (Loxodonta africana)



Siempre que he viajado al continente africano he podido contemplar al mayor de todos los animales salvajes que allí viven. El elefante africano de sabana (Loxodonta africana). A pesar de su formidable fuerza y tamaño deambula pacíficamente por las planicies, alimentándose de una gran variedad de vegetales. La vida de estos animales discurre paralela entre los ejemplares machos y las hembras, mientras que los machos en su edad adulta suelen preferir la vida en solitario, las hembras pasarán toda su vida en familias matriarcales, guiadas por una hembra experimentada.
Se trata de animales muy longevos y con una gran memoria, en su larga infancia tendrán que aprender y recordar todo lo que sus madres y tías le enseñaron, y a su vez, él lo trasmitirá a sus descendientes.
Este magnífico y colosal animal goza de un estatus irregular en su país de origen, mostrando una desigual población debido a la parcelación del territorio y reclusión en reservas. Es una pena que uno de los animales más característicos  y emblemáticos de África se encuentre en esta situación.
Las fotografías que muestro a continuación, son el fruto de safaris realizados en diferentes lugares africanos.



Elefante Africano (Loxodonta africana). Hembra adulta en marcha acompañada de una joven cría.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/80s, f/11, ISO 160.
Maasai Mara National Reserve, Kenya. 


Elefante Africano (Loxodonta africana). La trompa del elefante goza con una gran musculatura y flexibilidad, convirtiéndola en una formidable extremidad.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/1000s, f/5.6, ISO 450.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Las pistas construidas por el hombre suelen ser utilizadas por estos enormes paquidermos.
Cámara Nikon D4, objetivo AF-S NIKKOR 24-70mm f/2.8, v1/640s, f/6.3, ISO 200.
Addo Elephant National Park, Sudáfrica.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Oliendo el entorno. La vista de estos animales es escasa, pero el olfato lo tienen muy desarrollado.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/1000s, f/5.6, ISO 560.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). La dieta de esta especie vegetariana es muy variada,  aunque los arboles son la principal fuente de alimentación, también consumen gran cantidad de hierva.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/500s, f/6.3, ISO 280.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Ejemplar subadulto caminado bajo la lluvia.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/200s, f/5.6, ISO 560.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.


Elefante Africano (Loxodonta africana). Los machos adultos suelen ser solitarios, juntándose con las hembras solo cuando están en celo.
Cámara Nikon D4, objetivo AF-S NIKKOR 70-200 VR, v1/1000s, f/4, ISO 320.
Kruger National Reserve, Sudáfrica.

Elefante Africano (Loxodonta africana). El sentido del olfato de estos animales está muy desarrollado, en esta ocasión este gran macho eleva la trompa para captar mejor las partículas olfativas. Este ejemplar se encuentra en la típica postura que adoptan cuando detectan un peligro.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/1000s, f/5.6, ISO 560.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Ejemplar joven.
Cámara Nikon D4, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/320s, f/7.1, ISO 160.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Los elefantes forman grupos matriarcales, guiados por una hembra experimentada, y recorren las grandes extensiones africanas en busca de alimento.
Cámara Nikon D4, objetivo AF-S NIKKOR 24-70mm f/2.8, v1/400s, f/8, ISO 400.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Un joven ejemplar descansa tumbado protegido por el grupo matriarcal.
Cámara Nikon D4, objetivo AF-S NIKKOR 70-200mm f/2.8 VR, v1/640s, f/8, ISO 160.
Addo Elephant National Park, Sudáfrica.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Grupo de hembras descansando en las horas centrales del día, mientras un joven ejemplar duerme plácidamente.
Cámara Nikon D4, objetivo AF-S NIKKOR 70-200mm f/2.8VR, v1/2150s, f/8, ISO 400.
Addo Elephant National Park, Sudáfrica.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Las crías de elefante pasan el día practicando posturas y sonidos que utilizaran en su larga vida.
Cámara Nikon D300, objetivo AF-S NIKKOR 200-400mm f/4, VR, v1/400s, f/4.5, ISO 200.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Grupo familiar en marcha.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/80s, f/11, ISO 160.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Las orejas extendidas del joven ejemplar denotan el estado de exaltación en el que se encuentra.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/1250s, f/4.5, ISO 360.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Cría en posición de alerta, junto a  su madre.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/1000s, f/7.1, ISO 560.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Detalle del ojo
Cámara Nikon D4, objetivo AF-S NIKKOR 300mm f/2.8 G II ED , v1/500s, f/4.5, ISO 200.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Los machos en celo sufren un estado llamado must, en este periodo segregan una sustancia bastante visible por una glándula situada detrás del ojo. Durante el must, los niveles de testosterona aumentan hasta 60 veces más que fuera de el. En este periodo los machos de elefante se muestran especialmente agresivos.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/1600s, f/8, ISO 900.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). detalle del colmillo y pliegues que posee la trompa. El Barón Curvier, un gran naturalista francés, estimo que la trompa del elefante contenía 40.000 músculos! Increíblemente el cuerpo humano solo tiene 639 músculos, aunque bueno, es importante recalcar que la trompa del elefante tiene 6 grupos musculares principales (algo poco conocido), los que están subdivididos en 100000 unidades musculares, por lo que el estimado de Curvier fue correcto.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR + TC 1.4 II, v1/250s, f/8, ISO 1000.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

 Elefante Africano (Loxodonta africana). El tamaño y fuerza de estos animales les hacen intocables incluso ante una familia del depredador más grande de África.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 300mm f/2.8 ED VR, v1/0s, f/5.6, ISO 640.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.

Elefante Africano (Loxodonta africana). Las hembras con crías pueden resultar peligrosas, no guardar una distancia de seguridad adecuada puede ser motivo de carga.
Cámara Nikon D4, objetivo AF-S NIKKOR 24-70mm f/2.8, v1/400s, f/8, ISO 400.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.



Elefante Africano (Loxodonta africana). Elefante a contraluz en un amanecer.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/1250s, f/4.5, ISO 160.
Maasai Mara National Reserve, Kenya.




lunes, 9 de julio de 2018

Aguila-Azor Perdicera (Aquila fasciata)

Una de las rapaces Ibéricas que más me ha llamado siempre la atención ha sido el Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Sus garras propias de un halcón, su conducta y hábitos la hacen una rapaz especial. En las últimas décadas ha sufrido un descenso poblacional que la han llevado al borde de la extinción en alguna de las comunidades autónomas españolas, donde en la antigüedad se podía observar con relativa facilidad. Recientemente  y gracias al esfuerzo por salvarla de la extinción  se ha notado un ligero repunte que da un pequeño respiro a la especie. Las imágenes que muestro a continuación son el resultado obtenido de diferentes ejemplares y bastantes años intentando fotografiarla.
Siempre resulta un lujo contemplar a este animal en plena naturaleza.

Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Hembra adulta posada en una piedra.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/1000s, f/9, ISO 800.
Extremadura. 

Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Macho subadulto con una presa en las garras.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR + TC 1.4 II, v1/1000s, f/7.1, ISO 320.
Extremadura. 


Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Macho subadulto con una presa en las garras.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR + TC 1.4 II, v1/1000s, f/7.1, ISO 320.
Extremadura. 

Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Macho subadulto en la típica posición intimidatoria.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR + TC 1.4 II , v1/1000s, f/7.1, ISO 360.
Extremadura. 



  Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Macho subadulto con una presa en las garras.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR + TC 1.4 II, v1/1000s, f/8, ISO 640.
Extremadura. 

Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Macho adulto en vuelo.
Cámara Nikon D300, objetivo Nikkor 200-400 mm f/4 G ED-IF AF-S VR, v1/640s, f/5, ISO 640.
Guadalajara. 

Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Macho subadulto con una presa en las garras.
Cámara Nikon D300, objetivo Nikkor 200-400 mm f/4 G ED-IF AF-S VR, v1/200s, f/4, ISO 800.
Guadalajara. 


Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Macho subadulto con una presa en las garras.
 Cámara Nikon D300, objetivo Nikkor 200-400 mm f/4 G ED-IF AF-S VR, v1/125s, f/11, ISO 160.
Madrid. 

Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Macho subadulto junto a hembra adulta.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/1000s, f/9, ISO 1000.
Extremadura. 


Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Hembra adulta, retrato.
Cámara Nikon D200, objetivo Nikkor 200-400 mm f/4 G ED-IF AF-S VR, v1/30s, f/4, ISO 100.
Guadalajara. 

  Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Hembra adulta alimentándose.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR TC 1.4 II, v1/1000s, f/7.1, ISO 720.
Extremadura. 

Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Hembra adulta sobre roca.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/1000s, f/9, ISO 800.
Extremadura. 

   Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Hembra adulta a punto de despegar después de alimentarse.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/800s, f/9, ISO 720.
Extremadura. 

Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Hembra adulta posada en una piedra.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR + TC 1.4 II, v1/1000s, f/7.1, ISO 560.
Extremadura. 


   Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Hembra adulta posada en una piedra.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/1000s, f/9, ISO 900.
Extremadura. 
Águila-Azor Perdicera (Aquila fasciata). Hembra adulta. Una de las características principales de esta especie son sus grandes y poderosas garras. típicas de las especies más ornitógalas.
Cámara Nikon D5, objetivo AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR, v1/1000s, f/9, ISO 900.
Extremadura. 

Paraje típico donde vive esta rapaz.
 Cámara Nikon D5, objetivo AF Fisheye NIKKOR 16mm f/2.8, v1/50s, f/10, ISO 180.